En este momento estás viendo Ágata dendrítica

Ágata dendrítica

Ágata dendrítica :

Para comprar colgante de este mineral en plata clica aquí:

También es conocida como la piedra de la plenitud, trae abundancia y plenitud a todas las áreas de la vida, incluyendo los negocios y la agricultura.

Puede usarse para potenciar el rendimiento de las cosechas o para mantener la salud de las plantas caseras.

Crea un entorno pacífico, tanto interno como externo, y anima al disfrute de cada momento.

Este cristal tiene una conexión particularmente intensa con el reino vegetal y puede potenciar la comunicación con dicho reino.

Profundiza tu conexión con la tierra.

Se use como se use, funciona con lentitud y requiere tiempo para ser plenamente eficaz.

Te anima a permanecer centrado en momentos de tensión o confusión, aportando estabilidad.

Te presta perseverancia y la capacidad de ver las dificultades como un desafío.

Ágata dendrítica

Espiritualmente, te anima a mantener conectado con tus raíces a medida que creces.

Esta piedra abre y alinea los chacras, capacitándolos para integrar la conciencia superior.

A nivel sutil, sana la enfermedad causada por los desequilibrios de los chacras.

Dentro del cuerpo resuena con cualquier cosa que se ramifique, como los vasos sanguíneos y los nervios.

Sana el sistema nervioso y dolencias tales como la neuralgia.

Esta piedra trata los desórdenes del esqueleto y alinea el esqueleto con la propia realidad física.

Invierte la degeneración capilar y estimula el sistema circulatorio.

Situada sobre el lugar de la lesión, o el dolor, ofrece alivio.

Es una piedra útil para sanar plantas y la tierra misma.

Estabiliza los vórtices dentro del campo energético de la tierra y permite superar la tensión geopática.

Sostenla o sitúala en el punto apropiado.

Llévala puesta largos periodos de tiempo para obtener el máximo beneficio.

Insértala dentro de los tiestos de las plantas.

Busca en nuestra página web este fabuloso mineral para poder disfrutar de todas sus beneficiosas propiedades.

Existen algunas variedades, que en realidad son calcedonias con distintas inclusiones, como ágata dendrítica, ágata musgosa o piedra mocha, ágata de paisaje, ónix u ónice, ágata de fuego, sardónix o sardónica, ónix negro, ágata azul acebo, entre otras.

Reciben estos nombres por los colores y dibujos que forman sus bandas.1

Deja una respuesta