Ámbar

Ámbar

ÁMBAR:

Para comprar este mineral clica aquí.

Para comprar colgante de Ámbar para bebes – niños clica aquí.

Hablando estrictamente el ámbar no es un cristal en absoluto.

Es resina de árbol solidificada y fosilizada.

Tiene intensas conexiones con la tierra y es una piedra que asienta las energías superiores.

Es una poderosa sanadora y limpiadora que aleja las enfermedades del cuerpo y favorece la revitalización de los tejidos.

También limpia el entorno y los chacras.

Absorbe las energías negativas y las trasmuta en fuerzas positivas que estimulan la autosanación corporal.

Es una poderosa protectora que vincula nuestro yo de cada día con la realidad espiritual superior.

Psicológicamente, aporta estabilidad a la vida, pero también motiva, vinculando el objeto de deseo con el impulso para conseguirlo.

Sus cálidas y brillantes energías se traducen en una actitud solar y espontánea, que sin embargo respeta la tradición.

Puede ayudar a contrarrestar tendencias depresivas o suicidas.

Mentalmente, estimula el intelecto, despeja la depresión y favorece un estado mental positivo, además de la expresión creativa.

Aporta equilibrio y paciencia, y favorece la toma de decisiones, siendo de ayuda para la memoria.

Su flexibilidad disuelve la oposición.

Ámbar

Emocionalmente, el ámbar promueve el altruismo y aporta sabiduría.

Es un poderoso limpiador y sanador de los chacras.

Imbuye el cuerpo de vitalidad y tiene el poder de expulsar la enfermedad corporal.

Absorbiendo el dolor y la energía negativa, permite al cuerpo reequilibrarse y curarse.

También alivia el estrés.

Resuena con la garganta, tratando el bocio y otros problemas de garganta.

También trata el estómago, el bazo, los riñones, la vejiga, el hígado y vesícula biliar, alivia los problemas de articulaciones y fortalece las membranas mucosas.

En elixir, y para curar heridas, es un excelente antibiótico natural.

Puede estimular el chacra del ombligo y ayudar a asentar las energías corporales.

Llévalo puesto durante largos periodos, especialmente en la muñeca o garganta, o sitúalo en el lugar apropiado.

Si vas a tratar bebés o niños, es conveniente que primero la madre lleve puesta la piedra.

El ámbarárabe o succino (del latínsuccinum) es resinafosilizada de origen vegetal, proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas.

Deja una respuesta