Inciensos

El incienso (del latín incensumparticipio de incendere, «encender»)

Es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que a menudo se añaden aceites esenciales de origen animal o vegetal, de forma que al arder desprenda un humo fragante con fines religiososterapéuticos o estéticos.

En el pasado, las sociedades china y japonesa usaron el incienso como parte integral de la adoración de deidades.

En la actualidad, dichos usos todavía son comunes dentro de la tradición indígena.

Además, tiene un uso importante en el budismo, en la Iglesia católica (para la adoración eucarística, las procesiones, etcétera).

En la Divina Liturgia de la Iglesia ortodoxa y, en menor grado, en otras confesiones cristianas.

Inciensos

El incienso está disponible en numerosas presentaciones y grados de preparación.

Sin embargo, generalmente se clasifica en dos tipos, dependiendo del uso: incienso para quema directa e incienso para quema indirecta.

En general, el incienso grande y basto tiende a arder más tiempo que el más procesado, y el incienso de quema directa exige menos preparación para su uso pero requiere un mayor procesado previo.

Aparte de esto, la preferencia por una u otra presentaciones depende en buena parte de la cultura, de las tradiciones y de los gustos personales.

El incienso en barra es la forma más común y preferida usada en las culturas china y japonesa, por lo que la mayoría del incienso producido en estos países se fabrica con esta forma.

En Occidente, debido a los lazos del cristianismo con el judaísmo, el incienso suele quemarse en forma de polvo o en trozos completos