Lepidolita

Lepidolita

Para comprar péndulo de este mineral, clica aquí .

Para comprar masivo de Lepidolita con turmalina rosa clica aqui.

La Lepidolita limpia la contaminación electromagnética y debe ponerse encima de los ordenadores para absorber sus emanaciones.

Cuando tiene forma de mica, sus propiedades se amplían enormemente, siendo la herramienta “limpiadora” más eficaz.

La Lepidolita insiste en ser usada para el bien más elevado.

Disipa la negatividad.

Activa y abre los chacras de la garganta, el corazón, el tercer ojo y el coronario, limpiando los bloqueos y atrayendo la conciencia cósmica.

Esta piedra ayuda en los viajes chamánicos o espirituales y permite acceder a los registros akashicos.

Te sintoniza con los pensamientos y sentimientos de otras vidas que están creando bloqueos en esta y pueden llevarse hacia delante, hacia el futuro.

Es extremadamente útil para reducir el estrés y la depresión.

Detiene los pensamientos obsesivos, alivia el desaliento y permite superar el insomnio.

Esta piedra contiene litio, y resulta útil para estabilizar los cambios de humor y los desórdenes bipolares.

Es excelente para superar cualquier tipo de dependencia emocional o mental, y ayuda a liberarse de las adiciones y dolencias de todo tipo, incluyendo la anorexia.

Como piedras de transición libera y reorganiza los viejos patrones psicológicos y de conducta, induciendo cambios.

La Lepidolita fomenta la independencia y permite lograr los objetivos marcados sin ayuda externa.

Mentalmente, estimula el intelecto y las cualidades analíticas.

Con su poder de objetividad y concentración acelera el proceso de toma de decisiones.

Se enfoca en lo importante, filtrando las distracciones superfluas.

Lepidolita

La lepidolita  tarda como la mayoría de las gemas muchos años en formarse con su color final como cualquier otra piedra semi preciosa, el color de esta roca varía dependiendo de las condiciones en las que se ha estado desarrollando en su formación.

Emocionalmente, potencia la defensa del propio espacio, liberándolo de las influencias externas.

Es una piedra calmante que alivia las alteraciones del sueño y la tensión emocional, aportando una profunda curación emocional.

Ubica el lugar de la enfermedad.

Puesta en el cuerpo sobre una zona enferma, vibra delicadamente.

Alivia las alergias, fortalece el sistema inmunitario, reestructura el adn y potencia la generación de iones negativos.

Lepidolita

Alivia el agotamiento, la epilepsia y el alzheimer.

Adormece el dolor de la ciática y de la neuralgia, y permite superar problemas de articulaciones.

Tiene efectos desintoxicantes sobre la piel y el tejido conjuntivo.

Es excelente para la menopausia, especialmente en forma de elixir.

Trata las enfermedades causadas por el ”síndrome del edificio enfermo” o la tensión generada por el ordenador.

Sitúala o llévala puesta tal como resulte apropiada.

Ponla debajo de la almohada para aliviar las alteraciones del sueño.

La lepidolita es un mineral del grupo de las micas.

Fue descrita en 1792 por el químico alemán Martin Heinrich Klaproth

Deja una respuesta