Péndulo de Turmalina negra

10.00

Péndulo de Turmalina negra 10 €.

2 disponibles

Descripción

Péndulo de Turmalina negra 

Para saber todas las propiedades de este mineral clica aquí.

TURMALINA:

La turmalina limpia, purifica y transforma la energía densa en una vibración más ligera.

Es una piedra chamánica que aporta protección durante rituales.

Las varas de turmalina natural son útiles herramientas de sanación.

Limpian el aura, retiran bloqueos, dispersan la energía negativa.

Son excelentes para equilibrar y conectar los chacras.

A nivel físico, reequilibra los meridianos.

Esta piedra alinea los procesos mentales, los chacras y la envoltura biomagnética.

Ayuda a tratar la paranoia y a superar la dislexia.

Mejora la coordinación mano-ojo y la traducción de información codificada.

Físicamente libera tensión, lo que la hace útil en los alineamientos espinales.

Equilibra la energía masculina-femenina dentro del cuerpo.

Cada uno de los colores de la turmalina tiene su don curativo específico.

Sitúala o llévala puesta donde sea apropiado.

Para estimular los meridianos, ponla con el extremo apuntando en la dirección del flujo.

Es excelente para preparar esencias de gema que funcionan rápida y eficazmente.

Péndulo de Turmalina negra

Protege contra las radiaciones de los teléfonos móviles y las energías negativas de todo tipo.

Conectada con el chacra básico;

asienta la energía e incrementa la vitalidad física, dispersando la tensión y el estrés.

Promueve una actitud positiva, sean cuales sean las circunstancias.

Estimula el altruismo y la creatividad práctica.

En el ámbito de la curación, apuntando lejos del cuerpo expulsan las energías negativas.

Defiende contra la enfermedad debilitante.

Fortalece el sistema inmunitario, trata la dislexia y la artritis.

Ofrece alivio del dolor y realinea la columna vertebral.

Póntela alrededor del cuello o sitúala entre tú y la fuente de radiación electromagnética.

Puede presentar prácticamente todos los colores, desde incoloro (acroíta) hasta negro (chorlodravita);

Pasando por el marrón o amarillo (dravita, buergerita), rojo, azul, rosa y verde, prevaleciendo los verdes oscuros y tonalidades rosas en las variedades gemas (elbaíta, liddicoatita ).

La más valiosa es la de color verde más parecido al verde esmeralda (verde cromo) y la variedad Paraíba, que posee un vivo azul eléctrico (turmalina paraíba).

La más rara, la variedad azul (indigolita).

La turmalina roja se llama rubelita, y la verde, verdelita, aunque esos nombres no representan especies.

Hay turmalinas que presentan varios colores en el mismo cristal.

Los ejemplares que presentan una simetría radial del rojo (central) al verde (borde externo) se conocen como «turmalina sandía».

La turmalina tiene propiedades tanto piroeléctricas como piezoeléctricas.

Esto significa que en los dos extremos se acumulan cargas opuestas tanto bajo presión como al calentarlo.

Estas cargas pueden atraer objetos ligeros y han dado nombre al elemento ya que turamali en ceilonés significa piedra que atrae las cenizas.

Son inatacables con los ácidos.

Las variedades magnesíferas se funden con facilidad a la llama del soplete, al contrario que las variedades ferríferas, las cuales resisten la llama.

 

Información adicional

Dimensiones 4.5 × 2 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Péndulo de Turmalina negra”

También te recomendamos…