En este momento estás viendo Rubí en Zoisita

Rubí en Zoisita

Rubí en Zoisita

Para comprar este mineral en rodado clica aquí.

Rubí en Zoisita:

Activa el chacra coronario, crea un estado de conciencia alterado y facilita el acceso al recuerdo del alma y al aprendizaje espiritual.

Puede ser extremadamente útil en la curación del alma y en el trabajo con vidas pasadas.

Esta piedra tiene las inusuales propiedades de fomentar la individualidad al tiempo que retiene la interconexión con el resto de la humanidad.

Amplifica poderosamente el campo biomagnético que rodea al cuerpo.

La zoisita es un mineral del grupo de los Silicatos, subgrupo Sorosilicatos y dentro de estos es del tipo epidotas.

Como el resto de las epidotas, es un mineral estructuralmente complejo que tiene tanto tetraedros de silicato simples, SiO4, como tetraedros de silicato dobles, Si2O7.

Es el dimorfo ortorrómbico de otro mineral con la misma fórmula, la clinozoisita (monoclínico).

Sinónimos muy poco usados en español de este mineral son illuderitaorthozoisitasaualpita o unionita.

RUBÍ:

Es una piedra excelente para activar las energías.

Imparte vigor a la vida, energetiza y equilibra, pero a veces puede estimular en exceso a las personas delicada o irritables.

Potencia la pasión por la vida, pero nunca de manera autodestructiva.

Mejora la motivación y el establecimiento de objetivos realistas.

Estimula el chacra corazón y equilibra el corazón.

Anima a “hacer lo que te hace feliz”.

Esta piedra es un poderoso escudo contra el ataque psíquico y el vampirismo de la energía del corazón.

Fomenta los sueños positivos y la visualización clara, y estimula la glándula pineal.

Es una de las piedras de abundancia que ayuda a retener la riqueza y la pasión.

Saca a la superficie el enfado y la energía negativa para transmutarla, y favorece la retirada de cualquier cosa negativa de tu camino.

Promueve el liderazgo dinámico.

Aporta un estado mental positivo y valiente.

Bajo su influencia, la mente se afila en un estado de conciencia elevada y con un excelente nivel de concentración.

Dados los efectos protectores de esta piedra, te fortalece durante las disputas y controversias.

Carga la pasión y alimenta el entusiasmo.

Es una piedra sociable que atrae la actividad sexual.

A nivel físico, supera el agotamiento y el letargo, e imparte potencia y vigor.

Al mismo tiempo , calma la hiperactividad.

Emocionalmente, el rubí es dinámico.

Desintoxica el cuerpo, la sangre y la linfa, y trata la fiebre, las enfermedades infecciosas y las restricciones del flujo sanguíneo.

Es extremadamente benéfico para el corazón y el sistema circulatorio.

Estimula las adrenales, los riñones, los órganos reproductivos y el bazo.

Posición: Corazón, dedo o tobillo.

Rubí en Zoisita

El rubí es un mineral de la clase 04 (óxidos), según la clasificación de Strunz. Es una gema de color rojizo; si es morado, se llama balaj.1

Debe su color a los metales de hierro y cromo con los que está asociada esta variedad de corindón (óxido de aluminio Al2O3).

Su nombre viene de ruber, que significa ‘rojo’ en latín.

Pertenece a la familia del corindón, junto al zafiro, siendo una convención de nombre la única diferencia entre ambas gemas.

Se llama rubí a los corindones rojos y zafiro a todos los demás colores, incluido el rosado.

Le corresponde la dureza 9 en la escala de Mohs.

Es considerado una de las cuatro gemas preciosas junto al zafiro, la esmeralda y el diamante.

Deja una respuesta